Archivo de la etiqueta: deuda pública

Keynes ante la encrucijada europea de la crisis económica

Esta sencilla pero brillante explicación del catedrático por la Universidad Politécnica de Madrid, Julián Pavón, nos ilustra sobre la evolución de las teorías económicas y su validez según el contexto histórico. Ello no deja de reflejar lo que siempre he defendido y defenderé: Fisher, Keynes, Friedman, Lucas… Todos llevan razón.

Está todo visto en el estudio de la economía y nada más que se necesita aplicar la receta adecuada, sea fiscal o sea monetaria, según el diagnóstico correcto. Solo hay que debatir sobre cuales serán las prioridades, tal y como apunto en un anterior artículo sobre la gestión de la crisis económica, habiendo sido la austeridad fiscal la opción tomada.

Aportaciones del modelo keynesiano para esta gran crisis económica

Las ideas contrapuestas suceden, o bien, porque las hipótesis no son las mismas; o bien, porque las prioridades difieren. Supongamos una crisis económica con un elevado desempleo y una baja inflación, además de serias limitaciones al crédito y con los tipos de interés por los suelos. Les suena, ¿verdad? Con estas hipótesis, si priorizamos la recuperación económica frente al equilibrio inmediato de las finanzas públicas; podemos asegurar que una política fiscal expansiva sería lo más adecuado.

En este sentido, se puede resumir lo siguiente:

  • El manejo de impuestos y gasto público tendrá un impacto muy efectivo en la economía nacional.
  • El mayor déficit público que se asumiría tendría como compensación la recuperación del crecimiento y, por tanto, de los ingresos fiscales a medio plazo.
  • Mantener un tope sobre el déficit en una depresión como esta contribuye a retrasar la recuperación.

Pero no es sencillo. Las naciones occidentales, en especial las europeas, viven inmersas en una pinza económica desde que la crisis económica estalló. 1) Por un lado, el estancamiento y el desempleo azuzados por la brutal restricción del crédito; y 2) por el otro, el elevado endeudamiento tanto público como privado en sus economías.

Austeridad fiscal no evita mayor peso de la deuda pública

A pesar de la famosa austeridad fiscal, es tan grande el estancamiento económico que los déficits presupuestarios son inevitables. En la zona Euro el peso de la deuda pública para el primer trimestre de 2014 (Eurostat, nota del 22 de julio de 2014) supuso el 93,9% de su PIB, siendo Grecia el primero de la lista con un 174,1% y España el sexto con un 96,8%. Respectivamente y en relación al mismo trimestre del año anterior estos datos suponen 1,4; 13,5 y 6,7 puntos porcentuales a más.

Todo ciudadano está familiarizado con la idea de que un incremento del gasto en la economía genera renta y esto, a su vez, genera más gasto; y vuelta a empezar. Cuando las economías se hayan en depresión, elevar el gasto público a través de proyectos en infraestructuras, refuerzo de servicios públicos, etc.; puede ser una buena forma de impulsar el crecimiento y el empleo.

La clave en los multiplicadores fiscales

En algunos foros se ha venido comentando acerca de una infravaloración que se había hecho de los multiplicadores fiscales para toda la zona Euro y su entorno. Esto es, el mecanismo que hace que un Euro más de gasto público redunde en un determinado crecimiento del PIB. Se estimó para un conjunto de países avanzados una media de entre 0,9 y 1,7 puntos (Wordl Economic Outlook del FMI, octubre de 2012).

Tomando la presión fiscal en España, que para el año 2012 se situó en el 32,5% del PIB (datos del Eurostat); un Euro más de gasto público redundaría en un crecimiento de entre 0,9 y 1,7 Euros de PIB, esto podría significar un crecimiento de los ingresos fiscales entre 0,29 y 0,55 Euros por cada Euro a mayores de gasto público.

Finalmente, este fenómeno habría que interpretarlo también en el sentido contrario: una reducción del gasto público contribuye a reducir el crecimiento económico. Un hecho que refuerza la idea de que otra política económica hubiese sido posible y, desde luego, mucho más saludable para todos.


*Nota bibliográfica: Diez evidencias sobre los multiplicadores fiscales, por Guillermo De La Dehesa en El País; artículo de noviembre de 2012.